De Acá para Allá
Blog de viajes y aventuras por el mundo.

Ver elefantes en Chiang Mai sin cooperar con este negocio

Os contamos dónde fuimos nosotros a ver elefantes en Chiang Mai para evitar caer en el negocio de usar los elefantes como reclamo turístico.

¡Hola amiguitus! Si estáis planeando vuestro viaje por el norte de Tailandia seguro que mucho de vosotros os estáis planteando ver elefantes en Chiang Mai.

Esta ciudad es una de las que más turistas atrae al año para realizar actividades con estos paquidermos.

Y es que parece que un viaje a Tailandia no está completo si no nos llevamos una foto con un elefante, y solo echando un vistazo a las redes sociales es evidente la cantidad de viajeros que realizan este “sueño”.

Todo esto nos llevaría a hablar de turismo responsable, pero no vamos a hablar extensamente de este tema, ya que hay muchas páginas especializadas que lo explican seguro que mucho mejor que como lo haríamos nosotros.

La realidad es que en la mayoría de las ocasiones el trato que reciben estos animales no es el que enseñan al público, y uno debe informarse debidamente antes de decidirse por hacer este tipo de actividades, y en su caso, dónde.

Un ejemplo de las prótesis que un elefante puede usar a lo largo de su vida.
Un ejemplo de las prótesis que un elefante puede usar a lo largo de su vida.

Ver elefantes en Chiang Mai

Nosotros no vamos a haceros una lista de las mejores y peores empresas del país según como tratan a los animales (las hay), ya que no queremos fomentar ninguna de ellas.

Uno de los pacientes que había en el hospital
Uno de los pacientes que había en el hospital

Evidentemente algunas cosas son peores que otras para los animales, pero creemos que darles de comer o bañarse con ellos, aunque sean actividades “no perjudiciales”, solo colaboran con que el negocio turístico alrededor de los elefantes prosiga.

Por eso aquí solo vamos a hablaros del lugar que nosotros decidimos visitar y de como se desarrolló esta visita.

Decidimos visitarlo porque en ningún momento se entra en contacto con los animales (ni para darles de comer, ni para una foto, ni para nada en absoluto) ni se interactúa con ellos.

De modo que si lo que estás buscando es un lugar donde hacerte una foto bañando a un elefante (y estás totalmente seguro de que eso es lo que quieres), quizás este no sea el post que andas buscando.

Pero te animamos a que lo leas y que si realmente te gustan los animales reflexiones sobre cuanto merece la pena una foto para una red social y las implicaciones que tiene que colabores con este tipo de negocios (si no hay demanda, no hay negocio).

Friends of the Asian Elephant

Nosotros decidimos visitar el Hospital para Elefantes de Friends of the Asian Elephant.

Y, ¿cómo dimos con este hospital? Todo el mérito es de nuestra amiga Aran, que hace unos años dedicó varios meses investigando y visitando varias localizaciones relacionadas con el negocio o el cuidado de elefantes.

Os recomendamos que echéis un vistazo a su Blog, para haceros una idea de lo que es realmente un “hospital de elefantes”, muy alejado de lo que venden las empresas para turistas.

Ahora bien, hay que remarcar que lo que visitamos es un hospital, literalmente. Los elefantes que se encuentran allí son pacientes, algunos temporales y otros permanentes. Y como en todo hospital, no se puede hacer ruido ni molestar.

 

Una vez allí, os pondrán una cinta de vídeo que explica los inicios de la asociación Friends of Asian Elephant (FAE) en 1994, y a continuación podréis visitar un pequeño museo e ir a ver a alguno de los pacientes (a distancia y en silencio).

El taller donde se hacen las prótesis, que se cambian a medida que el elefante va creciendo.
El taller donde se hacen las prótesis, que se cambian a medida que el elefante va creciendo.

Desde sus inicios ya han tratado a más de 5000 casos, todos de elefantes privados (si, una cosa que aprendimos en la visita es que la gran mayoría de elefantes del país pertenecen a un dueño).

Entre sus pacientes permanentes se encuentra la elefanta Motala, que se hizo mundialmente famosa por ser el segundo elefante que recibió una prótesis para una de sus patas (hace ahora más de 16 años).

Pero si tenéis curiosidad de cuales son los 7 pacientes actuales y por qué acabaron en el hospital os recomendamos que os metáis en el siguiente link de la asociación y conozcáis mejor a los protagonistas:

http://www.friendsoftheasianelephant.org/en/our-residents/

Quizás no fuera la visita que muchos de vosotros tenéis en mente cuando pensáis en ver elefantes en Chiang Mai, y desde luego no es una en la que te llevas una foto sonriendo al lado del elefante.

De hecho, emocionalmente puede ser duro ver a los elefantes (recordemos que están allí porque necesitan cuidados especiales) y quizás no sea la visita más alegre del mundo.

Una de las pacientes interinas del hospital.
Una de las pacientes interinas del hospital, Motala.

Pero esto se debe a que no siempre es agradable ver y conocer la realidad, y eso es precisamente lo que experimentamos, la cruda realidad de los elefantes actualmente en Tailandia incluso fuera de su uso para el turismo.

Precio de la visita

Pero, os preguntaréis, ¿cuánto cuesta visitar el hospital? Absolutamente nada, puedes aparecer allí a visitarlo de manera totalmente gratuita.

Recordad que esto es un hospital real, y no un empresa que viva del turismo.

Si queréis colaborar, antes de marcharos podéis pasaros por una pequeña tienda de souvenirs (opcional, nadie te obliga a comprar anda). Nosotros decidimos contribuir con la causa comprando un par de detalles.

Pero evidentemente no viven de estas dos compritas a la semana: el 80% del presupuesto proviene de particulares o entidades tailandesas y otras grandes sumas llegan de asociaciones de todo el mundo como la asociación francesa Brigitte Bardot.

Cómo llegar

El Hospital para Elefantes de Friends of the Asian Elephant se encuentra a unos 80km de Chiang Mai, en dirección a Lampang.

Se puede llegar un taxi por unos 1000THB o coger transporte público desde la Terminal 3.

Una vez aquí debemos buscar las minivan azules dirección a Lampang y decirle al conductor que nos deje en FAE. El precio del trayecto es de tan solo 76THB.

La minivan para en la carretera y tendremos que andar unos 10 minutos hasta el hospital.

Ojo en este paseo, pues hay que seguir los paneles que indican Friends of the Asian Elephant ya que hay justo al lado un “hospital para elefantes”que no es tal cosa (de hecho en el mapa, en este supuesto “hospital” se ve una área llamado “elephant show”).

Tras la visita, en principio es volver al mismo punto de la carretera pero al lado opuesto y esperar a que pase una de las minivan de color azul. Sin embargo, nos avisaron que en ocasiones estas van llenas y no paran.

En este caso os tocará pedir que llamen un taxi o siempre se puede volver haciendo autostop (¡nosotros volvimos a dedo y todo perfecto!).

Horario de visita

Aceptan visitas todos los días desde las 8:30AM hasta las 5PM y no es necesario concertar una cita.


  • Viaja seguro con Truetraveller

    Si aún no tienes seguro de viaje, ¿a qué estás esperando? El mejor seguro de viajes en nuestra opinión es TrueTraveller, pero si tienes dudas de por qué aquí te dejamos la comparativa de varios seguros.

  • Reserva tus vuelos con Skyscanner

    Si aún no has reservado tus vuelos puedes hacerlo en Skyscanner.

  • Reserva tu alojamiento en Booking

    Si aún no tienes donde dormir, busca opciones en Booking, es muy fácil de usar.

  • Compras de última hora en Amazon

    Si has leido nuestro post sobre cosas imprescindibles , sobre qué llevamos en la mochila o simplemente necesitas algo de última hora, casi seguro que puedes encontrarlo en Amazon.

  • Ahorra con tarjetas para viajar al extranjero

    Si piensas ir al extranjero no te pierdas nuestra comparativa de tarjetas bancarias. Hazte una de Abanca, Bnext Revolut


 

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More