De Acá para Allá
Blog de viajes y aventuras por el mundo.

Los alrededores de Katmandú: Patan, Bhaktapur y Nagarkot

Muchos viajeros buscan completar su experiencia en Katmandú más allá de la visita a la ciudad. Desde la capital se pueden hacer excursiones de un día que permiten descubrir antiguas ciudades repletas de templos o quizás poder vislumbrar el Everest ¡Os contamos las excursiones que hicimos nosotros!

¡Hola amiguitus! Hace unos días os contábamos que tal nos fue por la capital de Nepal. Hoy nos centramos en los alrededores de Katmandú, donde las visitas más populares son a Bhaktapur y Patan para descubrir sus templos, o a Nagarkot con la esperanza de ver en la lejanía el Monte Everest.

Nosotros visitamos las tres localizaciones y os vamos a contar una a una que nos parecieron. A todas ellas se puede llegar en autobús local y es buena idea combinar Nagarkot con Bhaktapur pues se encuentran en la misma dirección.

Alrededores de Katmandú: excursiones de un día

Patan

Quizás esta sea la zona más visitada por los viajeros con días de sobra en Nepal, debido a que cuenta con la famosa plaza Durbar (no confundir con la propia de Katmandú).

Se encuentra al sur de la capital, a unos 30 minutos en autobús (desde Ratna Park) o taxi (unas 600-700 NPR).

Nosotros pasamos una noche en Patan, ya que quedamos allí con Nacho, el organizador de la ONG donde pasaríamos mes y medio como profes de inglés o “de lo que hiciera falta según el día” en una zona rural entre Katmandú y Pokara, pero esta aventura os la contaremos más adelante.

Nuestra visita a Patan coincidió con la noche de Navidad. Nacho nos llevó a la ONG Vistare Foundation donde cenamos y disfrutamos de un maravilloso espectáculo navideño.

http://vistarefoundation.org

La ONG Vistare Foundation es un hogar para niñas del pueblo Sherpa sin recursos, dónde se les proporciona alojamiento, comida y educación hasta los 18 años y se les ayuda a encontrar un trabajo para poder continuar en el futuro.

Allí tuvimos el placer de conocer a muchas de las chicas, todas encantadoras, y hablando no solo inglés sino también castellano (la ONG es española y se les enseñan ambos idiomas).

Navidades en Vistare Foundation.
Navidades en Vistare Foundation.

Pero lo que atrae a todos los viajeros a Patan es su conocida Durbar Square, que, como la de Katmandú, es de pago y se vió gravemente afectada por el terremoto de 2015.

El ticket de entrada a la plaza cuesta 1000 NPR que a diferencia de las entradas de Katmandú y Bhaktapur, permite la multientrada. Si vais a querer un ticket multientrada es necesario llevar una foto y una fotocopia del pasaporte en el momento de la compra.

Nosotros visitamos la plaza en dos ocasiones. La primera, durante el día, nos pasó algo parecido a lo que ya nos había ocurrido en Katmandú. Íbamos recorriendo callejuelas pensando si pagar o no pagar y de repente ahí estábamos, gratis y dentro de la plaza, porque sin saberlo habíamos llegado por detrás.

Utilizamos pues esta entrada “secreta” pero a los pocos minutos vinieron a pedirnos los tickets (que claro, no teníamos), así que nos hicimos un poco los locos y nos fuimos. Nos había dado tiempo suficiente a dar una vuelta por la plaza.

La segunda vez que paseamos por la plaza fue esa misma noche, lo hicimos gratis pero esta vez porque por la noche desmontan todo el sistema de vallas y tickets y se puede pasear libremente por la zona.

¿Merece la pena pagar la entrada y visitar la plaza? Pues no lo podemos asegurar, porque nosotros no la pagamos y no pudimos acceder al Museo (que a lo mejor merece mucho la pena).

Pero si queréis valorar si os compensa pagar ese precio para lo que os vais a encontrar dentro os recomendamos de nuevo que no tengáis en cuenta las impresionantes fotos que encontraréis en internet o en las agencias de viaje, pues la plaza se encuentra en un estado de ruinas y reconstrucción (es decir, con andamios) debido al terremoto de 2015.

Ruedas tibetanas en Patan.
Ruedas tibetanas en Patan.

Bhaktapur

Este pueblo de antiguos artesanos se encuentra aproximadamente a una hora en autobús local desde Ratna Park (25 NPR). El último autobús de vuelta a Katmandú es a las 18:30h.

Como pasaba con el centro de Katmandú y Patan, Bhaktapur es de pago, pero esta vez no solo una plaza sino todo el caso antiguo del pueblo.

Acceder al pueblo es aún más caro (1500 NPR) y el ticket no permite la multientrada.

Habíamos leído de todo en internet a cerca de Bhaktapur y el precio de la entrada con todo tipo de excusas. Previo al terremoto del 2015 se pagaba porque “antiguamente había una especie de peaje por venir a comercias aquí y se ha mantenido” y tras el terremoto “es dinero para la reconstrucción”.

Como nos pasaba con los otros puntos claves de pago en esta zona, se puede discutir mucho en contra o a favor. , y si queréis dejadnos un comentario y ¡que empiece el debate!

A nosotros nos parece un sacacuartos descarado para el turista, que (a lo mejor) sirve también para que algo de dinero se use en reconstruir (aunque desde el 2015 van con calma y con lo que cobran por entrar tienen para muchos sueldos de muchos obreros).

Algunos viajeros han entrado sin pagar la entrada, pero nosotros nos resignamos porque íbamos muy justos de tiempo y nos acompañaban Ana y Miguel (que aún no estaban aburridos de ver templos) así que ni lo intentamos. Así que si es vuestra idea y lo conseguís, ¡dejadnos un comentario contándonos cómo!

Al seguir el mapa que nos habían dado en la entrada nos dimos cuenta de que la mayoría de los puntos marcados como interesantes ya no tenían nada que ir a visitar y estaban recudidos a un montón de escombros. Las tres principales plazas aún tienen algún templo en tiempo aunque algunos no se ven por el andamiaje.

Templo en obras en Bhaktapur
Templo en obras en Bhaktapur

Pero, para resumir, ¿es bonito Bhaktapur? si, es muy bonito, y seguro que cuando no estaba lleno de ruinas y andamios de bambú lo era mucho más. Además, a pesar de ser famoso por su artesanía, no vimos nada que no hubiéramos visto ya en otros mercadillos.

Uno de los laterales de la plaza, con el templo principal de fondo.
Uno de los laterales de la plaza, con el templo principal de fondo.
Un detalle de unos de los templos de Bhaktapur, muy inspirador jeje
Un detalle de unos de los templos de Bhaktapur, muy inspirador jeje

¿Volveríamos a pagar la entrada? No, no lo haríamos. Creemos que no merece la pena y que al menos ahora (que no está reconstruido desde 2015) el precio el altísimo para lo que realmente uno se encuentra en el interior. Hay mucho otros lugares de Nepal (que no se vieron afectados por el terremoto) donde ver templos similares de manera gratuita.

Aún así, si no tenéis tiempo, el presupuesto os lo permite y nunca habéis visto este tipo de arquitectura, pasaréis un buen rato allí.

Eso sí, os recomendamos igual que hicimos para Patán o Katmandú que no os fiéis de las fotos de guías de viaje antiguas o internet para valorar si os merece la pena visitar Bhaktapur, y que busquéis fotos recientes para ver realmente lo que os podéis esperar de vuestra visita.

Una de las plazas de Bhaktapur de noche.
Una de las plazas de Bhaktapur de noche.

Nagarkot

Este pequeño pueblo es el destino preferido para aquellos que quieren ver las montañas pero sin alejarse de la ciudad ni mover mucho los pies.

Para llegar a Nagarkot en transporte público hay que pasar previamente por Bhaktapur. Hay autobuses desde Bhaktapur cada hora (55 NPR, el trayecto dura aproximadamente una hora y el último de vuelta es a las 17h).

Por ello es buena idea combinar la excursión a Bhaktapur y Nagarkot en un mismo día, o quedarse a dormir en Nagarkot una noche (no es tan barato como Katmandú pero ofrece la posibilidad de ver las montañas al amanecer).

El pueblo está plagado de hoteles con miradores en las azoteas desde donde se pueden ver las cordilleras de Lantang, y en días despejados si se tiene suerte, incluso la zona del Everest.

Se puede realizar un trekking a una torre observación (hay que pagar entrada), o preguntar en uno de los hoteles si nos dejan subir a contemplan las vistas.

Ahora viene la mala noticia: entrar en el pueblo (aunque este no tenga nada de nada más que hoteles con azoteas desde donde mirar a las montañas) también es de pago.

Además, el ticket de entrada varía en precio según donde se compre (300 NPR en el control de carretera, 400 NPR ya en el pueblo).

Nosotros llegamos en bus local y nadie nos paró en el control de carretera por lo que llegamos al pueblo sin ticket. Paseando por allí nos pararon para que pagaramos el ticket. Como nos pareció una desfachatez (repetimos, Nagarkot no tíene absolutamente nada), dimos media vuelta sobre nuestros talones.

Seguimos dando una vuelta por el pueblo, allá donde aún no nos habían pedido el ticket y encontramos un mirador. Por desgracia, nosotros no tuvimos suerte, no pudimos ver la zona del Everest y la de Lantang aparecía y desaparecía entre la bruma.

Por tanto, recomendamos ir si no habéis visto las montañas durante un trekking y si os aseguráis de tener un día totalmente despejado.

En caso contrario es mejor ahorrarse el tiempo (y el dinero si os piden ticket, hay gente a la que nunca se lo pidieron) que lleva llegar hasta aquí.

¡Esperamos que si os decidís a visitar Nagarkot tengáis más suerte de la que tuvimos nosotros!

Consejillos finales

Os dejamos como siempre unos consejos que resumen todo el post, para que nada os sorprenda durante vuestra visita:

  • Si vais a visitar Patan o Bhaktapur, ojo con las expectativas. Tras el terremoto de 2015 muchos templos están derruidos y ya no existen o son una pila de escombros y otros muchos están ahora en reconstrucción (rodeados de andamios). Buscad fotos actuales para tener claro que es lo que debéis esperar de la visita y no os fiéis de fotos de agencias de viajes.
  • En Nagarkot es posible que os pidan entrada por andar por el pueblo (en el que no hay nada). Elegid un día despejado para vuestra visita pues en caso contrario no se ven las montañas. Aún en días despejados, solo se ve el Everest en contadas ocasiones y es mejor intentarlo al amanecer.
  • Nagarkot y Bhaktapur se encuentran en la misma dirección, y solo hay transporte público hacia Nagarkot desde Bhaktapur. Por tanto, es buena idea combinar estas dos excursiones en una sola.

¡Y hasta aquí el post de hoy! Esperamos que si vais a visitar Nepal y tenéis días de sobra por Katmandú os sirva de ayuda para decidir cual es vuestro mejor plan.


  • Viaja seguro con Truetraveller

    Si aún no tienes seguro de viaje, ¿a qué estás esperando? El mejor seguro de viajes en nuestra opinión es TrueTraveller, pero si tienes dudas de por qué aquí te dejamos la comparativa de varios seguros.

  • Reserva tus vuelos con Skyscanner

    Si aún no has reservado tus vuelos puedes hacerlo en Skyscanner.

  • Reserva tu alojamiento en Booking

    Si aún no tienes donde dormir, busca opciones en Booking, es muy fácil de usar.

  • Compras de última hora en Amazon

    Si has leido nuestro post sobre cosas imprescindibles , sobre qué llevamos en la mochila o simplemente necesitas algo de última hora, casi seguro que puedes encontrarlo en Amazon.

  • Ahorra con tarjetas para viajar al extranjero

    Si piensas ir al extranjero no te pierdas nuestra comparativa de tarjetas bancarias. Hazte una de Abanca, Bnext Revolut


 

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More