De Acá para Allá
Blog de viajes y aventuras por el mundo.

Antes de llegar a la India, problemas con Aeroflot. Russian Compilation!

O como sobrevivir a un día en el aeropuerto de Moscú.

Problemas con Aeroflot ¿Cómo sobrevivir a un día en el aeropuerto de Moscú?

 

¿Alguna vez habéis perdido un vuelo debido al retraso de uno anterior? ¡Pues es justo lo que nos ha ocurrido a nosotros! Os contamos nuestros problemas con Aeroflort. En estos casos uno se pregunta: ¿qué debo hacer? ¿qué me cubre la compañía? ¿me pagarán algo? En este post os contamos nuestra experiencia en el Aeropuerto de Moscú con la compañía Aeroflot.

En primer lugar, cuando encadenamos vuelos en tránsito es importante haberlos comprado juntos, pues lo que nosotros pagamos es el destino final, de manera que si ocurre como en este caso un retraso que nos impida coger el siguiente vuelo (lo que se conoce como misconnection) tendremos asegurado la llegada a nuestro destino. Sin embargo, si compramos los vuelos por separado nos arriesgamos en caso de retraso a perder el segundo vuelo y la compañía no tiene por qué hacerse cargo de los gastos hasta ser recolocados en un siguiente vuelo, ni del coste de este.

Vamos a contar un ejemplo, que nos acaba de ocurrir. Situémonos: primer día de nuestro viaje. Destino final: Nueva Delhi, con parada en Moscú. Nos encontramos los dos irradiando felicidad camino a Moscú cuando nos informan que debido a una gran acumulación de aviones en el espacio aéreo el aterrizaje va a sufrir un retraso, en principio de 15 minutos, que pronto se convierten en 25, 40, y así in crescendo, hasta llegar a la hora. Sin perder la alegría del momento nos dirigimos a los miembros de la tripulación exponiendo el problema y comprobamos que bastante gente se encuentra en nuestra misma situación. Nos aseguran que vamos a llegar al siguiente vuelo y se calman los ánimos.

Cuando por fin aterrizamos, sale medio avión en estampida corre que te corre (incluidos nosotros al galope) a por los prometidos vuelos, pero según llegamos al primer mostrador de tránsito nos indican que ya podemos echar el freno, que hemos perdido todos los vuelos (a pesar de que aún no es la hora de despegue y había supuestos retrasos, pero por mucho que insistimos el impasible oficial ruso nos lleva a una cola y nos dice que ahí quitecitos).

En este momento empezamos a hacer grupos por destinos para poder informarnos mejor. A todos nos dicen que no hay vuelos hasta el día siguiente y que a las 9 vayamos a X mostrador a que nos den un hotel (¿a las 9? ¡Si son las 7! ¿Por qué no ahora? Es la pregunta que resuena por todas partes, pero de nuevo no hay nada que rascar). Para amenizar la espera nos dan un ticket por lo que al cambio serían unos 12 euros para cenar (Nota: nótese que si os ocurre algo similar la compañía debe correr con los gastos en el aeropuerto, y que el número de comidas y la presencia o no de hotel dependerá del número de horas a esperar).

Cena cortesía de Aeroflot

En la búsqueda del famoso mostrador de repente nos encontramos un grupo en una sala que llamaremos pecera, en la que no nos dejan ir ni para adelante ni para atrás. Yo ya nos veía a todos como Tom Hanks en Terminal, pero sin tiendas alrededor y cambiando a la chica guapa por un ruso con cara de no disfrutar la amistad en horas de trabajo. Aquí ya vemos que evidentemente nadie lleva visado, y que esto va a complicar la situación, ya que no podemos salir de la terminal internacional. Después de lloriquear por la cristalera de la pecera, alguien de la compañía se apiada de nosotros y nos rescata y nos vamos a cenar al Burguer King, donde la comida hace su efecto y vuelven las buenas caras al grupo después de nuestra claustrofóbica “Tom Hanks experience”.

Relax en tierra de nadie, alias “la pecera”

Nos dirigimos como niños buenos a las 9, al lugar que nos ha sido indicado, para ver como la señorita encargada, tras esperar la cola, nos dice que a las 9 acaba su turno y que adiós muy buenas, que vayamos a quejarnos a otro. El otro es de nuevo tan amigable como su amigo el de la pecera que tras hacer otra cola como de 40 minutos nos dice (por supuesto con toda la amabilidad que le presuponíamos, que era más bien ninguna) que lo de las 9 era “bromita”, y que si eso en otros 40 minutos alguien viene a por nosotros. Aquí, es de agradecer todo el buen humor de la gente afectada, que rápidamente hicimos piña y tomamos la zona del mostrador.

Al rato, y por sorpresa, aparece una apresurada señorita de la compañía que dice que “rápido rápido rápido” todos corriendo que nos vamos al hotel, la mitad de la gente ni se entera, y ella se va con los pocos que la siguen. Yo corro como una loca diciendo que hay gente en el baño (Pitu entre ellos) y ella me mira con cara de “¿con qué derecho se han creído de ir a mear si nadie les ha dado permiso? ¡Castigados sin hotel por mear!” y sigue la marcha. Momento de caos total: yo llamando a Pitu, otros del grupo cogiendo las mochilas de los demás… estampida con pérdida de personal incluida, para,,,,,, ¡devolvernos a la pecera! Aquí de pronto se desvanecen las prisas. No podemos seguir porque sin visado no podemos pisar suelo Ruso, y ahí estamos, tan cerca y a la vez tan lejos.

La señorita de las prisas aparece con un listado de nombres y pensamos que llega nuestro momento, pero en el folio hay como seis nombres y seremos cuarenta. La pobre además intenta leer los nombres y con el primer apellido vasco se le quedan los ojos en blanco. Las siguientes horas transcurren en un intento de la compañía de hacer lista de gente afectada de manera semi manual y diciendo repetidamente que nos vamos en 10 minutos (parece que aquí 10 minutos es la medida temporal que usan en clave para decir “paciencia amigo, paciencia que aún queda”). En algún momento la señorita nos dice que el hotel incluye desayuno y comida (esto luego fue mentirijilla), y que también nos incluye el minibar. Esta última frase hace que el grupo cambie el repertorio de “malditos incompetentes” a “¡Viva Rusia!”.

Cuando por fin nos llevan al hotel (recordemos que somos ilegales, pues no tenemos visado, por lo que el suelo ruso no se pisa, el suelo ruso es lava), nos meten por la puerta lateral, la de personal, e improvisan una mesa en un pasillo de habitaciones para hacer el check in, que solo costará otro par de horitas (si le preguntas a un ruso dirá que fueron 10 minutos).

Nos dicen con su amabilidad ya familiar que “¡prohibido salir (a la calle lo suponíamos) por el hotel!!” Que todo el mundo en su habitación hasta que ordenadamente por los pasillos del personal nos bajen a desayunar. La habitación, eso si hay que reconocerlo, una pasada; y, ¿cómo no? corremos al minibar y comprobamos que está bien vacío (recordemos que lo habían incluido, ver foto testimonio). A estas alturas ya creo que empezamos a pillar el humor ruso.

Minibar vacío, cortesía de AeroFlot

Por supuesto el desayuno al día siguiente no es en el lujoso buffet del Hotel si no en una sala que nos habilitan escondidos de las personas legales (con visado) y a la que llegamos por la zona de personal, y luego nos vuelven a acompañar a las habitaciones hasta nueva orden para salida del hotel hacia el aeropuerto.

 

Buffet para la gente bien, con visado y eso.
Buffet para nosotros, ilegales sin visado.

Llega el momento culmen de la “Russian Experience”. El autobús de la compañía que nos tiene que recoger a la una, sale finalmente casi a las dos (hora de embarque a las 2 y media, tentando a la suerte). Ahora sí que si ya nadie tiene ganas de bromitas (por mucho que la del minibar nos encantara) y la cosa se pone tensa. A esto le sumamos que nuestros guardianes no hablaban inglés y que, a cada uno, yendo al mismo vuelo, nos dicen diferente terminal (caos total).

En máxima tensión nos sueltan en la terminal F (la señora que nos acompaña, o mejor dicho nos custodia, no habla inglés por lo que opta por escribir el número del vuelo en un folio para decirnos que arreando del bus). Cuan es nuestra sorpresa cuando entramos y vemos que nuestro vuelo sale de la terminal D. Ella, con calma plena, viene detrás asegurándonos que no, que no, que la F (blandiendo su folio) y que todo el mundo “pa” dentro, a lo que recibe multitud de quejas por nuestra parte porque en las pantallas que la D. Finalmente, como con los rusos no se juega y menos si no hablan inglés y tú no tienes visado, todos a la F. Pasamos el control de seguridad de la manera más camarote de los hermanos Marx imaginable, lo de todos los miembros del grupo mezclado en cajas, unas cajas apiladas sobre otras,,, La funcionaria rusa del control (la del folio ha aprovechado el caos para escabullirse y nos ha dejado a nuestra historia, por lo que si ahora no llegamos al vuelo ella ya se ha lavado las manos), está sola y desbordada y parece que las caras de todo el grupo la disuaden de cualquier intento de frenarnos. Pasamos hasta botellas de agua. Bueno, pues efectivamente no era la F, era la D. Carrerita grupal por todo el aeropuerto cambiando dos veces de terminal. Por lo menos llegamos todos, al límite, ¡pero llegamos!

Contada la historia, ¿qué podemos extraer en claro sobre Moscú y su aeropuerto? ¿Y sobre pérdida de vuelos en tránsito en general? Aquí os dejamos un resumen, al margen de la historieta que nos ocurrió a nosotros:

  • Cabinas: En el aeropuerto de Moscú hay cabinas para dormir o descansar las esperas largas, no son más que una caja alargada para dormir, como las que ahora quieren poner en Barcelona como pisito de estudiantes o como las “cápsulas japonesas”. Cuestan 30 euros pero no preguntamos para cuantas horas.
  • Aeroflot no mola nada gestionando incidencias (al menos en el aeropuerto de Moscú), no dieron pie con bola. Hemos tenido problemas similares con otras compañías y nunca habíamos tenido este tipo de experiencia caótica. De hecho, parece que no tienen protocolo de gestión alguno para una situación previsible de este tipo (sabían que llegábamos tarde y sin visado).
  • Pensar seriamente en descargaros en el móvil un traductor/diccionario de otros idiomas de los sitios por los que hagáis escala o viajéis, aunque parezca mentira no todo el mundo sabe ingles en una terminal internacional.
  • Solo disfrutamos del turismo ruso durante unos cuatro minutos (el recorrido en bus al hotel), pero en este lapso de tiempo vimos a un coche avanzar marcha atrás en una incorporación a la autopista. La estadística nos dice por lo tanto que los “Russian Compilation” son 100% verídicos (de ahí, el titulo de este post).
  • En general, siempre es recomendable comprar todos los vuelos al destino final, en un solo paquete (a través de plataformas tipo edreams por ejemplo) y nunca por separado, por si tenemos este tipo de incidencias.
  • El número de comidas y que nos ofrezcan o no hotel dependerá del número de horas a esperar en el aeropuerto. Hay un mínimo legal establecido pero algunas compañías son especialmente generosas y nos ofrecerán más atención, mientras que en otras habrá que pelear por lo que nos corresponde.
  • En las situaciones en las que además esto nos cause la pérdida de noches de hotel etc, recomendamos reclamar a la compañía. En este caso nosotros no perdíamos prácticamente nada y en un inicio no pensamos reclamar, pero viendo el trato recibido hemos cambiado de idea.
    Pase lo que pase nunca hay que perder la sonrisa y el buen ánimo. Estas situaciones a veces se escapan de nuestro control y enfurruñarse no sirve de nada (solo sirve para minar la paciencia de los que están a nuestro alrededor). Además, siempre se puede aprovechar para conocer gente increíble en las esperas y luego podremos amenizar cualquier sobremesa con nuestra bizarra experiencia.

Hasta aquí nuestra aventura rusa, estamos preparando un post con los primeros días en Delhi y nuestras primeras impresiones sobre la India. Esperamos que nuestra aventura os haya gustado, hasta pronto!

 


Viaja con seguro de viajes

Si aún no tienes seguro de viaje, ¿a qué estás esperando? El mejor seguro de viajes en nuestra opinión es Mondo TrueTraveller, pero si tienes dudas de por qué aquí te dejamos la comparativa de varios seguros. Tendrás un 5% de descuento por ser nuestro lector. 

Reserva tus vuelos con Skyscanner

Si aún no has reservado tus vuelos puedes hacerlo en Skyscanner.

Reserva tu alojamiento en Booking

Si aún no tienes donde dormir, busca opciones en Booking, es muy fácil de usar.

Compras de última hora en Amazon

Si has leido nuestro post sobre cosas imprescindibles , sobre qué llevamos en la mochila o simplemente necesitas algo de última hora, casi seguro que puedes encontrarlo en Amazon.

Ahorra con tarjetas para viajar al extranjero

Si piensas ir al extranjero no te pierdas nuestra comparativa de tarjetas bancarias. Hazte una de Abanca, Bnext Revolut


 

 

 

13 Comentarios
  1. Calde Calderón dice

    Como son estos comunistas nazis, eso si, ya sabéis de protocolos en caso de palmar vuelos!!!

    1. deacaparaalla dice

      Nosotros ya hemos reclamado…. contestarán? Iremos informando

  2. Alex dice

    Viva Rusia! jajajaja
    primera fase superada
    ya no queda nada ánimo haha

    1. deacaparaalla dice

      Viva Rusia y su empty minibar jeje

  3. Tonita dice

    Madre mía que estrés Nuria!!!!! Animo

    1. deacaparaalla dice

      Hay que ir con relax! No llevamos prisa asi que esto es solo otra historieta a contar

  4. Patri dice

    Habéis empezado fuerte eh? Aventurillas en Moscú! Así, para empezar no está nada mal! Seguid disfrutando!!!

    1. deacaparaalla dice

      Gracias! Seguro que salen más de estas que contar!

  5. Rosa dice

    Y yo que creía en la superefectividad de los rusos!!!! Qué va a pasar en otros países más “atrasados”. Hala, que comienza lo bueno y esperar lo inesperado.

    1. deacaparaalla dice

      Nosotros nos acordamos de la puntualidad soviética jeje toda experiencia al final se disfruta y de esta sacamos amigos en Delhi!

  6. Isvaldo dice

    Me han entrado ganas de viajar a Macedonia.

  7. JOSE LUIS dice

    Hay que reclamar, nosotros ganamos a Ryanair después de cuatro años de pleitos y nos pagaron hasta el último euro. Las compañías saben que la gente desiste ante tantas pegas que ponen.

    1. deacaparaalla dice

      En ello estamos, hemos puesto todos reclamación pero de momento no hay respuesta! Que bueno saber que vosotros al final ganasteis!

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More